Buscan un salto de calidad en Wi-Fi para garantizar conectividad en el hogar

Buscan un salto de calidad en Wi-Fi para garantizar conectividad en el hogar

El operador llega con una fibra, un cable coaxial y, cada vez menos, con un par de cobre al hogar. Instala un router Wi-Fi y deja al usuario conectado. Si es operador de televisión paga, se preocupa por que todos los televisores del hogar tengan un decodificador que les permita acceder al servicio. Típicamente, las ofertas incluyen al menos dos decodificadores de TV paga pero un solo un punto de acceso a Wi-Fi.

Los clientes más tecnológicos compran repetidores para extender la cobertura dentro del hogar mientras que otros tantos se hacen la idea de que nunca podrán acceder a Internet inalámbrico en la sala de estar o el segundo piso. Sin embargo, llegados a 2019 y con el abanico de oportunidades que se desprenden con el hogar conectado, los operadores no pueden permitirse tener agujeros negros de conectividad en el hogar. Sino, perderán —otra vez— terreno frente a los OTTs que, además, fueron rápidos y ya tienen también sus soluciones para ofrecer cobertura Wi-Fi dentro del hogar.

Leer más

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR