Claro, intervenida por la autoridad de las telecomunicaciones de Perú

La sede peruana de Claro ha sido intervenida por la autoridad de las telecomunicaciones del país poco después de que los usuarios informasen de la interrupción del servicio de TV paga e Internet.

Según el Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones, la actividad del operador ha sido supervisado durante los últimos días con el fin de proteger los derechos de los consumidores, quienes reportaron fallos en los servicios de telecomunicaciones fijas el 22 de febrero.

El OSIPTEL recibió cientos de quejas a través de las redes sociales y de su call centre desde 17 distritos de Lima, la capital, y el Callao.

La autoridad de telecomunicaciones aún no ha comunicado los resultados de las investigaciones o si finalmente multará a Claro por incumplir la regulación. Pero si señala que se enfrenta a una posible multa de entre $50,000 y $150,000 y la obligatoriedad de compensar a todos los abonados que sufrieron la interrupción del servicio.

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR